Biografía

Tres ingredientes me definen: casualidad, amor y esfuerzo. Por azar nací en Granada. Con esfuerzo y, aprovechando las oportunidades sociales disponibles, llegué a ser docente universitaria a los 22 años. La crianza amorosa de un hijo me ha hecho más humana. La empatía me lleva a la vida política.
Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Granada y profesora en la misma institución. En el mundo académico he adquirido experiencia como docente, investigadora y gestora. He sido profesora de Economía en distintos centros de la Universidad de Granada y en otras universidades, tanto en estudios de grado como de posgrado. Siempre me he sentido cerca de mis estudiantes, a quienes debo una parte importante de mi motivación. Inicié mi investigación dedicándome al análisis de la realidad socioeconómica andaluza, aunque mi objeto de estudio se fue ampliando y ahora me centro en investigaciones sobre desarrollo sostenible y movilidad urbana. Fui coordinadora de la Diplomatura en Turismo y dirigí el máster de Cooperación al Desarrollo durante dos ediciones. También he liderado proyectos de investigación y cooperación al desarrollo, y grupos de investigación y de trabajo. He podido desarrollar mis tareas en países como Perú, Ecuador, Uruguay, Inglaterra o Francia y esto me ha enriquecido notablemente, sobre todo, por las experiencias y conocimientos compartidos en otros lugares y con otras gentes.

Motivación

He dedicado una parte importante de mi vida al mundo académico y mi principal preocupación ha sido generar un discurso económico que permita explicar de forma clara qué está pasando y qué nos están contando. Mi tesis doctoral estuvo dedicada al estudio de la realidad andaluza y de su historia.También, auspiciada por el Centro de Iniciativas de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Granada, he dirigido y participado en diversos proyectos de cooperación.
En este momento deseo adquirir un compromiso que se extienda más allá del mundo universitario y pasar a la acción política. Nos encontramos en un período histórico decisivo en el que es necesario transformar el discurso en alternativas posibles a la trayectoria política y económica dominante en la actualidad. Deseo trabajar para recuperar los derechos sociales de la inmensa mayoría, para avanzar hacia un modelo económico en el que existan garantías para poder ganarse la vida de forma digna. Y eso sólo puede venir de la mano de quienes no deben nada a la oligarquía económica, política y financiera de este país: la mayoría, a quienes representa Podemos.