Podemos denuncia que la falta de personal en la Residencia de Mayores de El Palo tiene graves consecuencias para los ancianos

19 junio, 2018

  • La formación morada exige que se abran las dos plantas del centro que permanecen cerradas
  • Pide que se cubran las bajas y vacaciones de los auxiliares y del único médico, que lleva semanas sin asistir por enfermedad
  • Los familiares se quejan de que muchas veces no da tiempo a levantar a los internos, o sólo los bañan una vez a la semana

Podemos ha denunciado que la falta de personal en la Residencia de Mayores de El Palo, gestionada por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, acarrea graves consecuencias para los residentes. Así, de los más de 100 internos del centro, más de 60 son grandes dependientes, y la gran mayoría del resto, tienen otros grados de dependencia. En este contexto, Juan Antonio Gil, parlamentario andaluz del partido por Málaga, ha explicado que, si bien desde la dirección del centro y la Junta de Andalucía se dice que cumplen la ratio de 4 o 5 cuidadores para los 34 internos de cada planta, en la visita de hoy sólo había 3 auxiliares en cada piso, cuando sabían desde marzo que habría personal de vacaciones en estas fechas y que no han cubierto a pesar de estar obligados a ello, algo que es “lo habitual”.

“Demandamos que se cubran las dos plantas que ahora mismo hay libres, que son más de 60 plazas, porque es necesario y la Ley de Dependencia tiene que cumplirse”, ha sido otra de las peticiones que ha realizado el parlamentario, al descubrir que dos de los seis pisos de la residencia para dependientes están vacíos.

Por otra parte, Vanessa García, responsable de Derechos Sociales del Consejo Ciudadano de Podemos Málaga, ha destacado que la falta de personal del centro “hace que no pueda ofrecerse la atención integral que necesitan los y las residentes”. Además, ha señalado como “muy preocupante” que sólo haya un médico para toda la residencia y que encima lleve varias semanas de baja, y que esta plaza no se haya cubierto para este período; servicio que debe ser atendido por los médicos del centro de salud de El Palo, “que también está saturado”. “Desde Podemos queremos y exigimos que desde lo público se garantice la calidad de vida y la salud de estas personas”.

Además, María Aldama, del Círculo Provincial de Jubilados y Pensionistas de Podemos, ha explicado que fueron los familiares los que se pusieron en contacto con ellos para denunciar la falta de personal: “Lo que dicen es que, si ellos no vienen, el residente no se baña; si ellos no vienen, el residente no sale a tomar el sol”, es decir, ha apostillado “son los familiares los que realizan gran parte de las labores”. E, igualmente, ha hecho hincapié en que “esto no es culpa de los trabajadores”, sino que se debería establecer un mecanismo para “evitar dejar solos a estos residentes que son tan débiles, que no pueden defenderse por ellos mismos”.

Así, María de los Ángeles Carmona, ha explicado que en la planta de su madre “sólo hay dos personas en muchas ocasiones, como por ejemplo hoy”, y que “a veces no les da tiempo a levantarla”. Por otra parte, Margarita Márquez, otra familiar de una interna, ha explicado que “la lavan una vez a la semana porque no hay bastante personal”; y Enrique Guijarro, que también tiene a su madre en el centro, ha mostrado su gran preocupación por la ausencia del médico desde hace muchas semanas.