Podemos denuncia que la Junta “mire para otro lado” mientras que la salud de los campogibraltareños está de nuevo en riesgo por una fuga en la Refinería Cepsa

23 mayo, 2018

  • Ángela Aguilera, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Andalucía, exige a la Administración Autonómica toda la información del derrame de benceno y de los riesgos que haya podido correr la población

Podemos ha denunciado hoy que la Junta de Andalucía “mire para otro lado” mientras que la salud de los campogibraltareños y gibraltareñas haya sido puesta de nuevo en riesgo por una fuga de benceno en la Refinería Cepsa. En palabras de Ángela Aguilera, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Andalucía, “mientras que la presidenta de la Junta de Andalucía se reunía con el vicepresidente de Cepsa, hoy los sanroqueños y sanroqueñas hemos vuelto a sufrir un episodio terrible de derrame de benceno en la refinería Gibraltar”. Aguilera criticó que “la población colindante no haya tenido la más mínima información del mismo” al tiempo que denunció que “no hay ningún tipo de plan de evacuación ni de emergencia conocido por la ciudadanía, más allá de los planes internos de la propia refinería”.

“No nos parece de recibo que la Administración mire hacia otra parte, mientras los vecinos y vecinas de esta zona estamos muy preocupados con la situación de nuestra salud”, recordando que las tasas de morbilidad y de mortandad son “muy altas” en la zona y que “están relacionadas con la propia convivencia con esta industria pesada y altamente contaminante”.

Es por ello, que “exigimos por parte de la Junta una explicación de estos hechos, una información pormenorizada de los riesgos a los que hayamos sido sometidos los ciudadanos y las ciudadanas de la Comarca, que nos den todos los datos y por supuesto, argumentos de porqué habiéndose producido esta situación, no hemos tenido ninguna comunicación por parte de ninguna administración ni ninguna entidad pública”.

Para Aguilera, este último episodio demuestra que “este Gobierno de la Junta no es un gobierno que esté con la gente, sino con las grandes industrias, con los grandes intereses económicos y financieros haciéndole un flaco favor a una población que ya está muy castigada”. Así que ha pedido “una moratoria en este tipo de grandes industrias contaminantes y peligrosas”.