Podemos Andalucía reclama a la Junta que deje de tapar las irregularidades en UCA-UCE y la expulse del registro de asociaciones de consumidores

5 febrero, 2018

El PSOE-A parece habituado a la corrupción cuando propone una comparecencia de UCA-UCE en el parlamento en plena tormenta de acusaciones gravísimas.

Podemos Andalucía reclama a la consejera de Salud, Marina Álvarez, que deje de tapar las numerosas irregularidades que están saliendo a la luz en la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) y proceda a expulsarla del registro de asociaciones de consumidores y, con ello, de las decenas de órganos consultivos de la Junta en los que a día de hoy sigue representando a los consumidores y consumidoras de Andalucía pese a que no cumple los requisitos que establece la legislación autonómica para estar en ellos.

Podemos Andalucía lamenta que, justo cuando están saliendo a la luz las graves irregularidades de los últimos años, el PSOE haya invitado a UCA-UCE a comparecer en el Parlamento de Andalucía para posicionarse sobre el Proyecto de Ley Audiovisual de Andalucía. Este hecho demuestra la complicidad existente entre el gobierno socialista y esta organización, a la que sigue teniendo como referente en su actividad parllamentaria.

Los pagos secretos de grandes empresas como Movistar, Altadis y Caixabank a cambio de publicidad encubierta y sus relaciones con Ausbanc son los últimos de una larga lista de escándalos que rodean a UCA-UCE, una organización que adeuda cientos de miles de euros tanto a sus trabajadores como a la Seguridad Social, Hacienda y la propia Junta.

Nos parece escandaloso que mientras UCA-UCE no devuelve los cerca de 80.000 euros que desde hace años le reclama la Junta tras haberle detectado graves irregularidades en la justificación de subvenciones, el Gobierno andaluz siga pagando dinero público a los directivos de esta organización en concepto de dietas por participar en órganos consultivos. Miles de euros en dietas que van al bolsillo de su presidente, el ex secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía Juan Moreno Rodríguez, y otros dirigentes de UCA-UCE, mientras esta federación ha sido declarada insolvente por distintos juzgados de lo social al intentar embargarle bienes para pagar a sus trabajadores.

Parece que el PSOE no aprendió la lección con Ausbanc, una organización criminal disfrazada de asociación de usuarios a la que inscribió en el registro de asociaciones de consumidores y que se llevó enormes cantidades de dinero público mediante la venta de programas a Canal Sur, gracias a sus oscuras relaciones con el ya cesado director de antena, y que no eran más que publicidad encubierta. Ahora, en lugar de actuar rápida y drásticamente ante las ilegalidades de UCA-UCE, el Gobierno andaluz está optando por taparlas y no dar respuesta a las denuncias que desde hace ya dos años han sido presentadas por FACUA contra este negocio que finge ser una entidad no lucrativa para la defensa de los consumidores. Lejos de eso y en mitad del escándalo el Grupo Parlamentario Socialista propone la comparecencia de UCA-UCE para informar sobre el proyecto de la ley audiovisual como si no hubiera pasado nada. Parecen habituados a la corrupción.