Podemos califica de “barbaridad” pagar a Gas Natural por almacenar gas en Doñana.

4 enero, 2018

  • Romero declara que los únicos responsables de esta situación son el PSOE y el PP.
  • Isabel Franco califica de “barbaridad” los 12,6 millones euros pagados por el Estado Gas Natural Fenosa para inyectar gas en el subsuelo de Doñana.

Isabel Franco, diputada por Huelva de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, se ha dirigido a los medios para denunciar esta “barbaridad del gobierno del PP que de nuevo demuestra para quienes gobierna, en este caso para gas Natural”. Con esta partida y otra en el anterior año, ya ha recibido esta empresa, que quiere utilizar Doñana para almacenamiento de gas, un total de 12,6 millones en concepto de peaje y cánones. Franco lamenta que el gobierno “haga oídos sordos” ante todas las denuncias que van contra este proyecto tanto de vecinos, ayuntamientos, Unesco, UICN, ONGs, organizaciones ecologistas, instituciones e incluso el defensor del pueblo y “ese dinero no vaya para las necesidades de la provincia que podría servir para poner en funcionamiento los Chares de la provincia o apostar por el ferrocarril público, social y sostenible”.
Por otra parte, denuncia que el informe IGME al que hace referencia el defensor del pueblo “no esté publicado y accesibles a la ciudadanía y las instituciones”. Espera respuestas a las preguntas que se han registrado en el Congreso de porqué ocultan dicho informe y cuándo estará accesible su información.

Por su parte Jesús Romero, parlamentario por Huelva de Podemos Andalucía, califica de “cuanto menos, irresponsable e inmaduras las declaraciones del consejero de Medio ambiente, José Fiscal” al afirmar que “el odio nubla la razón” de Podemos al obviar que PP es responsable del proyecto de gas en Doñana. Recuerda que en 2010, cuando el gobierno era presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, se dio la primera declaración de impacto ambiental al proyecto y “ningún diputado ni en el parlamento ni en el congreso manifestaron queja ninguna ni emprendieron ningún procedimiento para impedirlo, ni del PP, ni del PSOE”. Romero denuncia “la inanición continua del gobierno andaluz, incluso cuando en 2013 y 2014 la Unesco advertía de los peligros de Doñana, uno de ellos el proyecto de GNF para inyectar gas en su subsuelo” y recalca que “el gobierno de la Junta sólo comienza a posicionarse en contra del proyecto y tomar alguna medida en el año 2015 tras las movilizaciones de la plataforma Salvemos Doñana junto con acciones en el parlamento andaluz de organizaciones políticas como Podemos Andalucía” y apostilló que “ese mismo año, Fiscal, hablaba de la seguridad del proyecto y alababa su completa legalidad, lo cual denotaba que seguían con la inercia de la irresponsabilidad”.
Para finalizar, Jesús Romero, advierte de la “falta de evaluación de impacto sísmico del proyecto, aún estando en la zona del golfo de Cádiz con alta actividad sísmica y que sabemos, como ocurrió con el proyecto Castor, que la inyección provoca aún más actividad”. Sólo en estos últimos tres días se han registrado 3 terremotos en el Golfo de Cádiz y podemos comprobar que los focos están a tan solo 60 km de la zona de inyección del gas.”