PSOE y CS excuyen de los presupuestos andaluces un plan de reindustrialización para la provincia de Jaén

1 diciembre, 2017

  • Las cuentas andaluzas andaluzas de 2018 registran el mayor incremento en el pago de la deuda y siguen sin recuperar los niveles de inversión previos a la crisis en servicios públicos fundamentales como Sanidad y Educación

El bloque PSOE-Cs rechazó ayer la incorporación de 3,5 millones de euros en los presupuestos andaluces para la dotación de un plan de industrialización que habría beneficiado a Jaén, La Carolina, Linares, Bailén, Andújar y Mancha Real, localidades que sufren el impacto de la desindustrialización progresiva que ha contribuido, como recogía el Consejo Económico Social en el informe recientemente presentado, a la pérdida de 29.000 habitantes de la provincia en el último lustro.
Asimismo ambos partidos han rechazado enmiendas destinadas a mejorar la atención sanitaria en la provincia por un valor total de 5,5 millones de euros. Estas enmiendas incluían la remodelación del Hospital Doctor Sagaz, conforme a la Proposición No de Ley aprobada en su día por el Parlamento de Andalucía, la remodelación de los hospitales de Linares y Úbeda, el refuerzo de la presencia de matronas en los centros de atención primaria y la dotación de un segundo equipo de urgencia de Martos.
Por último, PSOE-A y su socio de gobierno también impiden la aplicación de medidas medioambientales para Jaén como la conservación del sistema Fuente Charca Huerta de Pegalajar con la incorporación de 100.000 euros, o la enmienda y la denominación de origen protegida de Cerezas del Castillo de Locubín y Torres con un incremento de 200.000 euros en los presupuestos andaluces.
Presupuestos cortoplacistas
En total, PSOE Y Cs votaron ayer no a las más de 3.000 enmiendas que presentaron los grupos de la oposición en un ejercicio de autoritarismo que condena a los andaluces a perder otro año en la carrera por blindar los servicios públicos, crear empleo estable, y cambiar el modelo productivo en Andalucía.
Para Podemos, estos presupuestos certifican el cortoplacismo de un gobierno incapaz de tener proyecto para Andalucía a más de un año vista y se convierten en la principal traba para el desarrollo de Andalucía y un freno para la convergencia con el resto de España y Europa.
En este sentido, Podemos lamenta que el PSOE en Andalucía se empeñe en mantener un pacto con la fuerza más centralista y jacobina de todo el arco político del país, imposibilitanto así alcanzar las cotas de bienestar que reclamaron millones de andaluces el 4 de diciembre de 1977.