PSOE y Cs excluyen de los presupuestos andaluces la reforma del Hospital Marítimo y el centro sociosanitario de Ronda

1 diciembre, 2017

  • Las cuentas andaluzas de 2018 registran el mayor incremento en el pago de la deuda y siguen sin recuperar los niveles de inversión previos a la crisis en servicios públicos fundamentales como Sanidad y Educación

El bloque PSOE-Cs rechazó ayer la incorporación de 584 millones de euros en los presupuestos andaluces para Málaga, como había propuesto Podemos. De esta forma, el Ejecutivo de Susana Díaz y su socio se posicionan contra el desarrollo de la provincia.

Así, el PSOE-A y Ciudadanos han impedido que se aprobara la enmienda de Podemos que establecía 1,5 millones para reformar el Hospital Marítimo de Torremolinos, y tampoco se construirá el centro sociosanitario en el lugar del hospital viejo de Ronda, enmienda de la formación morada que ascendía a 4 millones de euros.

También han rechazado las partidas que ascendían a 1,2 millones de euros para construir nuevos centros de salud en Marbella y en el barrio de Gamarra de la capital. Y tampoco Ciudadanos y PSOE han aceptado los 350.000 euros para un segundo equipo médico de urgencias en Álora y la apertura por la tarde de este servicio en el Centro de Salud de La Carihuela en Torremolinos. Otra de las enmiendas rechazadas ha sido la que pedía rehabilitar el barrio de Lagunillas-Cruz Verde en Málaga ciudad, cuya enmienda tenía una partida de 1,2 millones, y la misma suerte ha corrido la prolongación de las líneas de cercanías hasta Marbella y Estepona y la Roda de Andalucía, que pedía Podemos y que iban a suponer una inversión de 1,25 millones de euros en la provincia de Málaga.

Presupuestos cortoplacistas

En total, PSOE y Cs votaron ayer no a las más de 3.000 enmiendas que presentaron los grupos de la oposición en un ejercicio de autoritarismo que condena a los andaluces a perder otro año en la carrera por blindar los servicios públicos, crear empleo estable, y cambiar el modelo productivo en Andalucía.

Para Podemos, estos presupuestos certifican el cortoplacismo de un gobierno incapaz de tener proyecto para Andalucía a más de un año vista y se convierten en la principal traba para el desarrollo de Andalucía y un freno para la convergencia con el resto de España y Europa.

En este sentido, Podemos lamenta que el PSOE en Andalucía se empeñe en mantener un pacto con la fuerza más centralista y jacobina de todo el arco político del país, imposibilitando así alcanzar las cotas de bienestar que reclamaron millones de andaluces el 4 de diciembre de 1977.