El Parlamento respalda la iniciativa de Podemos para declarar BIC la Casa Palacio de los Góngora

31 octubre, 2017

  • La proposición defendida por la parlamentaria Lucía Ayala ha contado con el apoyo unánime de todos los grupos políticos
  • Podemos pide que Ayuntamiento y Junta colaboren para frenar la amenaza de derribo y poner en valor este histórico inmueble de la capital almeriense

La Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía se ha sumado hoy a la lista de entidades que piden protección para la Casa Palacio de los Góngora (Almería) mediante la aprobación de una iniciativa de Podemos Andalucía que insta al Gobierno de Susana Díaz a declarar Bien de Interés Cultural (BIC) este histórico inmueble de la capital almeriense, lo que disiparía cualquier amenaza de derribo sobre el mismo.

La iniciativa, que ha obtenido el respaldo unánime de los grupos políticos, establece como primera medida a adoptar la inscripción del edificio en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la categoría de BIC para garantizar su conservación y puesta en valor como referente de la arquitectura y la historia de la provincia.

Asimismo, como segunda medida, el texto solicita la colaboración entre las instituciones involucradas en la gestión del caso instando al Consejo de Gobierno andaluz a apoyar al Ayuntamiento de Almería en las acciones que se emprendan para restaurar el edificio de la Casa Palacio de los Góngora y ponerlo en valor. En esta línea, anima a la Corporación municipal de Almería a emprender su recuperación de inmediato garantizando la seguridad ciudadana e impidiendo que se ejecute la amenaza de derribo.

Referente arquitectónico de Almería

La Casa Palacio de los Góngora, situada en la Calle de Hernán Cortés número 20, es uno de los ejemplos más antiguos de arquitectura civil que queda en pie en la ciudad de Almería. Construida a mediados del siglo XVIII, es un exponente de vivienda señorial perteneciente a la nobleza local enriquecida por propiedades agrícolas en el Antiguo Régimen. No obstante, pese a su alto valor histórico, la suerte de esta casa palaciega la ha condenado al olvido y el abandono. Tras haber sido convertida en casa de vecinos, diversos negocios ocuparon su planta baja. Hace aproximadamente diez años, ya abandonada, grupos marginales la ocuparon, acabando en tragedia con el incendio de la planta alta, situación que provocó el desplome del techo y aceleró el estado de ruina en el que actualmente se encuentra. Tras este suceso y ante el riesgo de desplome, el Ayuntamiento tapió el acceso, evitando así nuevas ocupaciones.

A pesar de los vaivenes históricos que ha sufrido el inmueble, éste solo ha sido modificado en apariencia, de modo que conserva su estructura original intacta, hecho que hace posible una futura restauración fiel a la configuración primigenia y su puesta en valor como patrimonio de alto potencial turístico, para lo que la parlamentaria de Podemos ha exigido mayor atención por parte de las Administraciones.

Con motivo de la amenaza de derribo, en las últimas semanas se han producido diversas acciones por parte de la sociedad civil almeriense, que se ha organizado para visibilizar esta situación. La última protesta, organizada por Amigos de la Alcazaba, la asociación ciudadana más activa en la defensa del edificio, se realizó el pasado 21 de octubre, cuando se convocó una concentración en la puerta del edificio bajo el lema “SOS: ¡Salvemos la Casa Palacio Góngora”, la cual provocó que el alcalde de la localidad suspendiese temporalmente la demolición.