Podemos cuestiona los criterios de selección de directivos para la Escuela Andaluza de Salud Pública

19 octubre, 2017

  • El portavoz de Salud de Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, asegura que se desconocen los criterios de la Consejería para el nombramiento de los responsables de esta institución, lo que compromete su credibilidad
  • La formación alerta de una bajada del 37 por ciento de los contratos entre la Escuela y Salud

El portavoz de Podemos en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, Juan Antonio Gil, ha preguntado esta mañana a la consejera del ramo, Marina Álvarez, por las razones que llevaron el pasado 29 de septiembre a la destitución del director de la Escuela Andaluza de Salud Pública, Joan Carles March. “A día de hoy la Consejería no ha dado ninguna explicación sobre el motivo de dicho cese. De hecho, nadie conoce qué criterios utiliza Salud para cesar o designar al responsable de una institución académica como la Escuela Andaluza de Salud Pública” ha remarcado Gil. Además, el parlamentario de Podemos ha incidido en que hacía escasos meses se publicaron informes sobre la citada entidad que reflejaban “un magnífico momento de su historia, reconocida a nivel nacional e internacional como una institución imprescindible para la salud pública”.

Asimismo, Gil ha destacado que el sistema de nombramiento discrecional de la Dirección de la Escuela Andaluza de Salud Pública “sin utilizar criterios académicos y técnicos públicos, y sin la más mínima motivación, dañan la imagen de la institución, y comprometen su credibilidad”, lo que puede hacer que bajen sus contrataciones de asesoría por parte de profesionales sanitarios e instituciones nacionales e internacionales.

En cuanto al nombramiento de la nueva directora, Reyes Álvarez-Ossorio, hasta ahora directora médica del Hospital de Torrecárdenas, Juan Antonio Gil le ha preguntado a la consejera que, si la Escuela no realiza ninguna actividad asistencial “¿cuál cree que puede ser la aportación a la buena marcha de la institución de una profesional sin experiencia en la dirección de instituciones académicas o científicas?”.

En cuanto a la financiación de esta institución académica, el parlamentario andaluz de Podemos ha calificado de “maltrato presupuestario”, la bajada de las transferencias de financiación provenientes de la Junta de Andalucía, que ascienden a un total de 5.098.700 euros, un 37% menos de la cantidad que había venido recibiendo por los contratos programa cerrados entre la Consejería de Salud y la entidad científica en los últimos cuatro años. “La Escuela tiene una plantilla con un coste de más de ocho millones de euros, que no pueden ser cubiertos con la financiación de los proyectos de investigación”, ha recalcado Gil, añadiendo que esto obliga a esta entidad académica “a buscar recursos adicionales, desviando sus esfuerzos de los objetivos académicos y profesionales para los que fue creada”.

Deja un comentario