Podemos incorpora la igualdad en el acceso escolar para niños con discapacidad en la nueva ley andaluza

15 septiembre, 2017

  • La Ley de Discapacidad recoge numerosas aportaciones de Podemos como el blindaje de las ayudas públicas o la compatibilidad de la atención temprana con la escolarización
  • La portavoz adjunta de Podemos, Esperanza Gómez, ha pedido "dotación presupuestaria y una buena aplicación" de la Ley de Discapacidad y ha advertido que Podemos permanecerá "vigilante"

El grupo parlamentario Podemos ha saludado hoy la aprobación de la nueva Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía y ha reivindicado sus aportaciones al texto final que profundizan en aspectos como la igualdad en el acceso a los servicios públicos o el blindaje de los fondos destinados a políticas de discapacidad. Para la portavoz adjunta de esta formación, Esperanza Gómez, “aprobar una ley es una oportunidad para ampliar y consolidar derechos para la ciudadanía, por eso hemos puesto un gran esfuerzo en negociar hasta el último minuto esta iniciativa”.

La participación de Podemos en la norma se ha sustanciado en numerosas aportaciones que fueron recogidas en el dictamen de la Ley, si bien el voto a favor se condicionó a cuatro “líneas rojas” que tras una intensa negociación fueron aceptadas por PSOE-A. La primera condición supone la igualdad en el acceso escolar, de tal forma que los niños y niñas con discapacidad podrán acudir al centro escolar que les corresponda como ocurre con el resto de la población infantil. Esta medida da respuesta a casos como el de Adrián, el joven de Almería que tuvo que cambiar de centro escolar -rompiendo su proceso de inclusión- porque la Consejería de Educación se negaba a dotar de personal el aula especial del centro que le correspondía; en segundo lugar, la ley recoge que la escolarización de un niño usuario de atención temprana no implica la suspensión de esta terapia como venía ocurriendo hasta la fecha, una circunstancia que frenaba el desarrollo de los niños y niñas; en tercer lugar, la eliminación de pruebas memorísticas para personas con discapacidad intelectual en las oposiciones de acceso a empleo público, siempre en el marco de la legalidad vigente; y, por último, el blindaje de las líneas de ayudas en discapacidad ante los recortes mediante la retirada del articulado de la cláusula ‘sujeto a disponibilidad presupuestaria’, lo que supone la obligatoriedad de cumplir y dotar económicamente lo recogido en la Ley.

Pese al optimismo, Gómez se ha mostrado cauta y ha advertido que la ley se quedará en nada sin “una buena aplicación y una dotación presupuestaria suficiente”, por lo que ha advertido que Podemos Andalucía realizará una labor de fiscalización “firme” para garantizar que el Gobierno de Susana Díaz no olvida “los compromisos adquiridos hoy con todos los andaluces en esta Cámara”.