COMUNICADO SOBRE PLAN INTERINIDAD SAS DE 28 DE DICIEMBRE DE 2016

9 enero, 2017

Saludamos toda iniciativa que reduzca la situación de precariedad que afrontan miles de personas trabajadoras sanitarias del SAS contratadas como temporales para cubrir servicios asistenciales estructurales, aunque recordamos que no ha sido por voluntad del PSOE-A sino por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Además, este proceso se ha hecho coincidir en el interludio de períodos de sesiones parlamentarios, coartando la capacidad de fiscalización al Gobierno por parte de la oposición, y mermando así la construcción de una mejor alternativa.

El procedimiento extraordinario para la estabilización y provisión temporal de las plazas del Acuerdo, establece un orden de preferencia entre aquellas personas que con fecha de 31 de mayo de 2017 o anterior tengan nombramiento eventual en el centro de gasto y concatenen 12 meses o más de servicio en el mismo centro en los últimos 24 meses, y que a partir de ahí se bareme en función de los puntos según la Bolsa Única.

Son varios los factores a tener en cuenta para alcanzar un adecuado equilibrio entre la calidad asistencial: la longitudinalidad de la atención, la agilidad del proceso administrativo que dote de estabilidad a los puestos afectados y los derechos de los trabajadores del SAS según los principios de igualdad, mérito y capacidad dada la excepcionalidad de la situación.

Puesto que entendemos que este acuerdo está lejos de cumplir con todo lo anterior, desde Podemos Andalucía proponemos:

1. La realización de un análisis técnico-jurídico.

2. La identificación de los puestos de trabajo eventuales a estabilizar y de las necesidades estructurales participada por las personas trabajadoras para que se realice con la mayor objetividad posible. No debe recaer en exclusiva en la dirección de los centros de gasto.

3. La revisión del plan de interinidad para ser más justos con las personas trabajadoras precarizadas durante años por la negligencia y falta de planificación del SAS. Entendemos que de alguna forma se penaliza a aquellas trabajadoras que han sufrido los permanentes cambios de centro incluso de provincia encadenando contratos temporales.

El Consejo de Gobierno de Andalucía tiene que responsabilizarse de las consecuencias de la aplicación de una tasa de reposición de solo un 10% durante los últimos años o del actual límite del 100% (que sigue condicionando la recuperación de puestos de trabajo), con la consecuente pérdida de empleos y deterioro del servicio sanitario público, ya que tanto PSOE como PP fueron cómplices de la reforma del artículo 135 de la Constitución, poniendo los intereses de la deuda por encima de las personas y que nos ha llevado a la actual situación.

Deja un comentario