Podemos advierte de la merma de monitores que afecta al alumnado con necesidades especiales del IES Juan Pérez Creus

18 octubre, 2016

  • La diputada Libertad Benítez recoge las demandas de las familias, que piden revisar los expedientes de evaluación psicopedagógica y las necesidades que representan los alumnos
  • Las familias también advierten de que los alumnos están "hacinados" en el nuevo centro educativo de La Carolina (Jaén)

Los recortes en la Educación andaluza siguen afectando al alumnado en diferentes centros. En esta ocasión se trata del IES Juan Pérez Creus de La Carolina, Jaén. Los padres y madres del centro han pedido a la Junta de Andalucía y a la Consejería de Educación que «revisen los expedientes de evaluación psicopedagógica y las necesidades que presentan dichos alumnos» puesto que consideran «deficiente y peligrosa la suspensión del contrato de monitora escolar» para este curso 2016/17.

Según  explicaron los padres, «actualmente hay tres menores que demandan atención de monitores en todas las tareas y escolares, y 7 alumnos, de entre 14 y 19 años, con NEAE (Necesidades Especiales de Apoyo Educativo) derivadas de diferentes discapacidades».

Así, ante la deficiencia de monitores, padres y madres solicitan que «al menos sea devuelta al centro la segunda monitora dentro del aula para que ésta pueda atender a alumnado en su día a día, tanto en la labor pedagógica como a nivel asistencial».

Por su parte la parlamentaria de Podemos Andalucía, Libertad Benítez, ha recordado que ya en el Cámara andaluza «se aprobó mejorar las condiciones laborales de las monitoras, y la Junta no está haciendo nada».

Para Benítez «los recortes en educación vulneran los principios de normalización, integración e inclusión del alumnado con necesidades educativas especiales. Necesitamos una política educativa más sensible a la realidad de los niños y niñas  de Andalucía».

Los padres de este centro educativo también han alertado de que el alumnado «conviven en aulas de escasas dimensiones, con barreras arquitectónicas y el alumnado con movilidad reducida solo puede ser integrado en planta baja y gimnasio», lo que provoca en alumnos con este tipo de movilidad «conductas de evitación y aislamiento».